Croquetas líquidas de queso

Unas croquetas cuadradas de queso envuetas en pasta Filo. Una receta de restaurante de 4 tenedores que os dejarán con la boca abierta.

Receta de croquetas líquidas de queso

Ingredientes para preparar croquetas líquidas de queso

  • Unas hojas de pasta filo (4 suelen ser suficientes)
  • 100 g de queso curado (si te parece muy fuerte que sea del que más te guste, pero que no sea muy suave ya que con el resto de ingredientes se mataría su sabor)
  • 2 cebolletas
  • 1/2 l de caldo de pollo
  • 14 hojas de gelatina pequeñas
  • 8 cucharadas de nata líquida
  • Harina
  • Huevo batido
  • Pan rallado
  • Agua
  • Aceite virgen extra
  • Sal
  • Perejil

¿Cómo preparar croquetas líquidas de queso?

  • Pon a remojar la gelatina en agua fría para que se vaya hidratando.
  • Pica las cebolletas muy pequeñitas y ponlas a pochar en una sartén con un poco de aceite. Una vez que estén doradas agrega una cuchara de harina y dórala para que las croquetas no sepan a ella. Vierte el caldo de pollo y remueve, añade el queso cortado en daditos y deja que se funda sin dejar de remover. Sazona y, fuera del fuego, añade las hojas de gelatina. Mezcla bien y echa la nata montada. Deja reposar hasta que endurezca (pasará cuando se enfríe la gelatina).
  • Corta la masa formada en cuadrados y envuélvelos en masa filo. Pásalos por harina, huevo y pan rallado y fríelas. No se deben comer frías ni tampoco muy caliente, pero te aseguro que el momento de comerlas es toda una sorpresa.

Comentarios sobre croquetas líquidas de queso

  • de verdad hay que montar la nate?

    Comentario de evaf el 19-03-2009